Videos recomendados

miércoles, 22 de octubre de 2014

Ansiedad, pena y frustración

Si, menudo coctel, ansiedad, pena, frustración y hasta yo diría soledad. Menudo coctel para tomar como dessayuno cada mañana.

Pero resulta que es un coctel que me tomo a cada hora, como si fuese una medicina prescrita por una perversa doctora, por una Diosa de la Maleficiencia con el único objetivo de torturarme. O de ponerme a prueba. O por las dos cosas, o por ninguna.

Esa es tal mi situación. Un momento donde no sé distinguir la fantasía de la realidad y no precisamente por patología psiquiátrica, si no porque tanta realidad difusa, tanta realidad escondida, prometida, planteada, prevenida, prevista, previsible es posible, pero no sé cuan de probable. Igual igual que una fantasía.

Pero el escozor por dentro es muy fuerte, mi intranquilidad contínua, mis desvelos permanentes, mis titubeos y nerviosismo son ya una marca persona. Mi comportamiento infantil: inaceptable.

¿Será que mi Ama me quiere así? ¿Será que esta es su forma de pisotearme, de torturarme? Si es así, si ese es su deseo yo me entrego como el rio se entrega al mar, como el azucarillo se entrega al café o mejor dicho, como el guerrero samurai se entrega al seppuku (harakiri). Y esa entrega fortalecerá mi sumisión, mi devoción por Ella, mi amor y fé incondicional por mi Ama. Esa tortura -ahora psicológica, después física- sellará de alguna manera el pacto de renuncia a mi libertad, a mi libre albedría que yo he firmado y sentenciado por Ella.

Si no fuese así, dios, que ni sé quién es ni dónde está, poco le podría demandar a una Diosa como mi Ama, aunque yo me terminaría de inundar de tristeza.


video


Domina Nath

viernes, 17 de octubre de 2014

Sencillamente aburrido

Sencillamente aburrido, sencillamente roto, desolado. Destrozado por dentro, con el pecho amalgamado, apretado, dolorido. Sin resquicios de sonrisa, sin esperanzas de nada.

Sencillamente decepcionado, abandonado, repudiado, niguneado. Entregado pero ignorado. Con una presencia ausente, con un vacío constante, como un quemazón directo al corazón, a mi alma de sumiso.

No hay palabras con las que pueda explicar esto. Es dolor, mucho dolor, no es humillación, no hay sumisión, no se puede uno entregar a la ausencia, al vacío, a la nada.

Uno no puede ser sumiso a una idea que se ha inventado uno mismo, a una irrealidad, a una fantasía, a una entelequia, a una esperanza que se manifiesta como una estrella fugaz, con su cadencia. Uno no puede desear mas que despertar de esta pesadilla, de esta tortura nocturna (y diurna) gratuita y cruel, y asesina, porque me mata. Uno debe escapar de este infierno de desolación y tristeza, de amargura, de incomprensión, de latigazos de vacío uno tras otro en lo más intimo de mi ser, lo más sincero, lo más real.

Jamás me había mostrado tal cual soy a nadie, jamás me había abierto tanto ante nadie. Jamás me había atrevido a ofrecer tanto a cambio de nada, de un brindis al sol. Pocas veces me había sentido tan avatido, tan anulado, tan dolorido por dentro. Preferiría que me azotara mi Ama hasta hacerme sangrar antes que esta ausencia de ausencias, antes que hacerme pasar por este territorio desierto, por este calvario de lo incomprensible, de lo inhumano, os lo prometo.


video

lunes, 13 de octubre de 2014

La sumisión a la Dominación Femenina como terapia

No sé si a alguien se le hubiera ocurrido plantear las practicas de Dominación Femenina/sumisión masculina como una terapia a aplicar a tarados perversos (esos si) que se dedican a la violencia doméstica contra la mujer, o violencia de género -no me gusta etiquetar esa barbaridad-.

Lógicamente quienes practicamos, creemos y seguimos una conducta coherente con la Supremacía Femenina -y lo hacemmos desde la cordura pasando por la reflexión, es decir no padecemos una patología psiquiátrica- sentimos no solamente un gran respeto hacia la mujer, en general, sabiendo valorar a nuestras esposas, madres, hijas, hermanas, amigas... como lo que son, mujeres, sino que además nos comportaos hacia ellas con un respeto dificil de entender desde otra óptica folosófica que no sea FemDom.

Entended que practicando FemDom como un juego de pareja -llevándolo al límite que queramos llevarlo en consenso con ella- estamos alimentando ese respeto hacia el sexo femenino que por desgracia no disfrutan de forma natural los degenerados agresores sobre quienes si podríamos claramente una psicopàtía.

Bien sea nuestra forma de vida habitual (24/7) o bien le dediquemos unos ratitos en nuestra intimidad, bien en el entorno de la pareja bien en el de nuestra vida social, la prácctica del FemDom sería equiparable a cualquier sana costumbre como la de hacer ejercicio, comer verduras o leer una hora al dia.

Sabed también que entregarse enteramente a una Mujer que por castigo te va a insultar, humillar, azotar, escupir o violentar no va a menoscabar tu dignidad, si no más bien al contrario. Saldrás nuevo de una sesión con tu Ama con una mayor autoestima, sabiéndote útil -por servil- a loss caprichos de tu Ama.

Tal vez esté delirando, será el hachís. ¿O tal vez no?



Fiesta con Domina Nath en Alicante

sábado, 11 de octubre de 2014

Respuestas a mis preguntas

Respuestas a mis preguntas, las que me hacía el otro dia y que escribí en mi anterior entrada. "¿Puede un sumiso elegir dejar dde servir, obedecer a su Ama?", entre otras.

Eso es como preguntar "¿Puede alguien dejar dde pagar el préstamo ddel coche?", ó -con diferencias, claro está- "¿puede alguien dejar de cuidar y educar a sus hijos?", "¿Puede alguien dejar al abuelo abandonado en una gasolinera?".

La respuesta a todas las anteriores preguntas es sí. Un sumiso puede dejar de servir a su Ama, de la misma manera que podemos dejar de pagar nuestros plazos o aabandonaar a nuestross sseres máss queridos. Pero seríamos unos bellacos, porque la cuestión reside en el compromiso. Y el respeto.

Es decir, que desde el mismo instante en que asumimos ese compromiso, esa responsabilidad lo estamos haciendo conscientes de sus consecuencias -de otra manera aconsejo no hacerlo, no comprometerse-, y esas decisiones las tomamoss como personas responsables que somos y con las ideas, a mis cincuenta años, bien claritas.

Debo reconocer la suerte que he tenido y que tengo de que Domina Nath me haya acogido en su cuadra de sumisos. Para mi es un verdadero honor -sin falso peloteo, no lo necesito, ni me gusta- ser un sumiso propiedad de una Diosa como Domina Nath. Os lo creáis o no ha subido varios tantos mi autoestima. Y eso a pesar de estar bajo la disciplina de una de las Amas más estrictas, exigentes y despiadadas de las que he podido conocer o tener noticias. A pesar de asumir mi inferioridad con respecto a ella mi acctitud sumisa y servil ya no es estéril ny sirvo a una Mujer que se merece ese respeto y esa devoción que yo le dispendo multiplicada por un billón.

El otro dia como taantos otros dias salí a laa calle. Pero esa misma noche anterior había tenido una conversación máas o menos larga con mi Ama. Pues bueno, ese dia salí buscándola, sin encontrarla, claro. Ese día recuerdo que ante su ausencia buscaba una diosa, una deidad sustituna, un ídolo fantástico que me hiciera creer que ya me encontraba frente a mi Ama. No lo encontré. NI conssuelo tampoco.

Encontré mujeres bellísimas por la calle, paseando, muy jóvenes, altivas, estudiantes, trabajadoras, amas de casa todas guapísimas, lindísimas, con cabellos brillantes y largos, con unas piernas de escándalo, de poster dde carlinga de camionero... Pero no encontré ninguna Diosa como mi Ama.

¿Quréis creer que esto fué lo que respondió mi primera pregunta? ¿Podría yo ddejar dde servir a mi Ama? Claro que podría, pero yo he elegido esto.

video

http://www.dominanath.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sumiso alicantino te recomienda estos videos morbosos

Contactos entre particulares

Visita mi Sexytienda

Los videos de particulares más excitantes. Morbo asegurado.