Páginas

jueves, 27 de noviembre de 2014

Cierro este blog


Cierro este blog peero no asustaros, no pasa naada malo, quizás lo contrario. A lo mejor estoy despejando mis dudas.

Ha terminado una etapa de mi vida por lo tanto también una etapa de este blog que ha cumplido su función y magníficamente. Ha divertido a muchas, entretenido a otros tantos y me alegra haber alcanzado una buena nota en datos estadísticos de visitantes únicos diarios. Muchas gracias a todas y a todos. El contenido permanecerá aquí para que pueda seguir visitándose y viéndolo quien lo desée, pero yo me voy a bloguear a otra parte, no muy lejos, eso sí.

Me iré a otro blog a compartir con mis lectoras y lectores ya no como sumiso imaginativo y solitario si no como perro fiel propiedad de mi Dueña Domina Nath, a quien respeto, admiro y venero.

Intentaré que siga siendo un blog personal -mi Ama no necesita propagandas baratas de un sumiso con vocación frustrada de escritorcillo de tres al cuarto- pero por supuesto crearé y escribiré no con su control y censura pero si con su consentimiento. De otro modo no lo haré.

Repetiros mi agradecimiento por todas las visitas, todos los comentarios, todos los apoyos y por supuesto a todas las Amas y Mujeres Dominantes que se han asomado alguna vez por aquí para reirse y divertirse humillando a este sumiso que se arrastraba ante cualquier cosa (no por ellas y sin desmerecer a nadie) porque no conocía lo que es una diosa de verdad, encarnada en la Tierra en carne y hueso.

Este sumiso no va a escribir aquí más. Abro otro blog por el motivo que estoy diciendo y lo hago con vocación de continuidad porque si no fuese así tampoco lo haría. No voy a cerrar este blog y abrir otro porque mi vida ya no es la misma desde que conozco a mi Ama y bla, bla, bla, bla para al poco hacer la del burro y volver para atrás. Yo no soy de esos, y si las circunstancias de la vida o lo que sea hacen que mi Ama y yo tengamos que desvincularnos no esperen que vuelva aquí a contarlo, ni al nuevo tampoco. Seguramente vagaré por las catacumbas de los foros de la web profunda en busca de algún martirio para expiar todos mis pecados, del infierno, de donde salí.

GRACIAS A TOD@S





domingo, 23 de noviembre de 2014

¿Cerrado por reformas o cerrado por derribo?


Me hice esta pregunta al principio de idear escribir esta entrada. Entrada que por cierto esta vez no la escribo para contaros nada a mis lectores, si no más bien para ordenarme yo las ideas. Re-amueblarme la azotea, jajajaja, como me gusta a mi decir.

¿Cerrar por derribo o solo por reformas? Las reformas son inevitable, y a veces vienen solas sin uno proponerselo. Es lo que podríamos llamar una pequeña -o grande- evolución personal. Crecimientos ddel esspíritu que vienen sin avisar y que cuando acaban nos encontramos con un nuevo "yo" que intenta dar respuestas más precisas y claras a nuestras dudas.

Sobre mi condición de sumiso no me cabe la menos duda. Soy sumiso, así lo siento y así actúo, con todas las consecuencias. Quizás nunca lo había hecho con la rotundidad con que en presencia de mi Ama lo hago,  siempre había sido sumiso en el ámbito de mi pareja o amiga de turno con pequeños juegos más o menos morbosos. Pero siempre mi imaginación ha ido más allá de lo que mi pareja y yo jugábamos, y en los momentos en que no he tenido pareja he aprovechado el tiempo intentando hacer amistades dentro de este mundillo de la Dominación Femenina (fijaros que no digo BDSM y que me refiero al FemDom como una rama independiente del BDSM y con liturgia propia) y he tenido algunos encuentros tanto con hombres como con mujeres Dominantes. LO de irme con hombre, lo reconozco, lo he hecho por morbo, nunca me he considerado bissexual a pesar de aalguna práctica bisexual. ¿Curioso tal vez?. Tal vez.

Ahora, hoy tengo Ama, y se supone que mi vida como sumiso debería haber cambiado y sí, lo ha hecho. He pasado de fantasear con una Ama a sufrir por una Ama.

Hoy he cerrado temporalmente mi Facebook avisando a mis amig@s (si es que es posible tener amig@s en Facebook que lo dudo) que si me echan de menos me contacten a través de mi correo personal de persona normal, no de sumiso, a mi correo normal. Mis amig@s lo conocen, logicamente, y si a alguien de entre mis contactos de mi perfil de sumiso en Facebook se lo he dado alguna vez es que lo considero una persona amiga.

Lo he hecho para aclararme. Hacer un stop y pensar un poquito que no está de más, reflexionar qué estoy haciendo y el por qué lo estoy haaciendo. preguntarme también hasta donde quiero llegar si sigo haciendo lo que estoy haciendo y si adonde llegaré será el sitio donde yo quería llegar.

Más o menos estas cuestiones me rondaban por la cabeza desde anoche, aciaga nocche de tórridas e insomnes esperas. Una vez más este sumiso pèrdía la brújula y el norte, por este orden.

Las cuestiones son tan personales que ni siquiera voy a contarlas todas aquí. Simplemente esribiendo ya estoy sintiendo alivio y eso es lo que pretendo. Tan personales que tratan mi relación con otras personas, sobre todo con personas que he conocido en los últimos meses y que no voy a destripar aquí porque ni procede ni es el caso.

Conocida es entre quienes visitáis mi blog o mi perfil en Facebook, incluso esa pequeñísima minoría de entre quienes me conocéis personalmente  mi condición de sumiso y además mi pertenencia a los Dominios de mi Ama, algo que yo no pongo en duda ni cuestiono. Pero si me hago mil cuestiones sobre mi ubicación exacta en este entramado -nuevo para mi- social y si responde esa ubicación a la que yo tenía pensada llegar. Y no me veo, no me veo.

Ojo repito (me repito, claro) que no pongo en cuestión que soy propiedad de mi Ama y que es Ella en último término la que decide con quien, cómo, cuando y donde debo estar en todo este entramado,. Pero ¿Y en mi vida social cotidiana, en mi trabajo? Porque lo que ha supuesto un shock para mi ha sido ese  encontronazo con la vida, las gentes y las costumbres del BDSM y el Femdom en mi ciudad.

Os podría contar miserias mías como por ejemplo que me siento muy celoso y me entran verdaderos ataques de cuernos cuando veo o sé que mi Ama está con otro sumiso o sumisa que no soy yo, cuando creo o sé que mi Ama está disfrutando con un esclavvo que no soy yo. Pero eso supongo que entra dentro de lo normal en la cabeza de un sumiso que, como yo, ama y adora a su dueña por encima de todas las cosas. Y sé que el respeto tanto a su persona como a sus decisiones es dogma de fé para un gusano como yo que solo alcanza a llegar a la suela de sus zapatos. Lo sé. Yo podré amar a mi Diosa, pero supongo que lo mismo que a una catedral gótica, pongo por caso, o a la buena música, que no por ello voy a esperar que tanto la catedral gótica o la buena música me amen a mi. La cuestión es otra.

Dice un amigo mío que hay momentos para hacer que las cosas sucedan y momentos para dejar que sucedan las cosas. Yo he provocado, en cierto modo, esta situación. Yo me he sometido y entregado voluntariamente a mi Diosa y no me arrepiento, al contrario, creo que ha sido lo más noble y sincero que he hecho en mucho tiempo y Ella no solo es a simple vista la mujer más bella que he conocido nunca si no que también lo es por dentro, pues me ha mostrado cosas suyas de su trabajo, de su vida normal, ajenas a su versión "bedemesera" que así me lo han acreditado, con lo cual, y como no podría der de otra manera, me he enamorado. No me importa estarlo. Ya le dije una vez a mi adorada Dueña que era la mujer con la que yo me casaría. "Ya lo sé", me contestó ella.

Cuando uno toma un camino ¿Qué es lo mejor? ¿Continuar en él pase lo que pase porque es el camino que hemos decidido tomar? ¿O tal vez pararnos y preguntarnos si este camino nos lleva al sitio que queríamos llegar? Sin duda nos llevará a uno de los sitios donde yo quería llegar, bajo los zapatos de una Diosa, de donde no me gustaría salir jamás.

Entonces el asunto este del "cerrado por derribo o cerrado por reformas" no es tan sencillo, no es moco de pavo. Hablarlo con alguien no es tan fácil. NO tengo amigos en esto del Femdom y BDSM, ni siquiera mi Ama y yo somos amigos, solamente somos Ama y esclavo, y eso yo, aunque lo asumo me duele profundamente, me hace escozor en el alma. Mi Ama, que no es tonta, sabe de mis necesidades de comunicación. En cierto momento cometí el error de confiar -desoyendo los consejos de mi Ama- mis dudas y  problemas en una Ama con la que contacté a través de Facebook. No solo me traicionó, si no que me insultó y es otro de los motivos por los que este fin de semana el colgado el cartel de cerrado, porque mi desconfianza hacia la especie humana es ya casi total, y mis resquemores hacia la gente que encuentro por Facebook son totales.

Y la soledad no me ayuda nada.

Perdona, Ama, por purgar así mi corazón.

 



domingo, 16 de noviembre de 2014

Qué grande es

Qué grande son algunas personas, porque qué grandes son los huecos que dejan cuando no están.

Qué grande es el hueco que puede dejar una ausencia. Muy grande.


Qué borde es la ansiedad, y qué perfidas las musas.


 

domingo, 9 de noviembre de 2014

Nadie me dió la llave

Nadie me dió la llave para entrar en este mundo del BDSM. ¿BDSM? ¿Qué es eso del BDSM? ¿BomdageDominacionSadoMasoFemDom? ¿Qué pretendo? ¿Entrar por la puerta falsa? No tengo nada mejor.

Dirán que quienes nos sometemos voluntariamente a una mujer dominante no tenemos criterio propio, que somos unos pánfilos, unos calzonazos sin personalidad, poco hombres, poco valientes... y yo qué sé cuantas cosas más, pero, flaco favor hacen precisamente a esas mujeres dominantes atribuyéndoles poder sobre esos seres sumisos y repugnantes. Una mujer poderosa, dominante, no puede perder su tiempo con gusanos de esa calaña, si acaso de deben aprovechar de ellos, someterlos a su estricta disciplina y encomendarles como principal ocupación facilitarles la vida, entre otras muchas cosas.

Anoche acudí, con puntualidad y decisión, a la fiesta-quedada privada que daba mi Ama Domina Nath en un local de Alicante que no voy a mencionar porque mi blog recibe muchas visitas y no voy a regalar esa promoción a un local que no se portó como se tenía que haber portado ante la presencia de una fiesta que estaba no solo anunciada si no contratada como privada por mi Dueña.

Qué borde es la ansiedad y qué pérfidas las musas. Pero que grandes que son las Diosas.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...