sábado, 1 de agosto de 2015


    “Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores: uno con el que te casas o vives para siempre, puede ser el padre o la madre de tus hijos…Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella..

    Y dicen que hay siempre, un segundo amor una persona que perderás siempre, alguien con quién naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan de la razón y te impedirán siempre, alcanzar un final feliz.

    Hasta que cierto día dejarás de intentarlo…Te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando, pero te aseguro que no pasarás ni una sola noche, sin necesitar otra beso suyo o tan siquiera discutir una vez más.

    Ya sabes de quién que estoy hablando, porque mientras estabas leyendo esto, te ha venido un nombre a la cabeza. Te librarás de él o de ella, dejarás de sufrir, conseguirás encontrar la paz (será sustituido por la calma), pero te aseguro que no pasará ni un solo día en que desearás que este aquí para perturbarte.

    Porque a veces se desprende más energía discutiendo, con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien al que aprecias.”

    Paulo Coelho


Vaya, yo no habria sabido expresarlo tan bonito. Claro, si no yo hubiese sido Pablo Coello. Pero no lo soy, aunque abono su hipótesis con mi experiencia.

Y no solo eso. Me atrevería a decir más si las mentes abyectas que a veces leen este blog no se metieran por terrenos y por caminos por donde nadie les ha llamado por muchos posts que yo escriba u opiniones que vierta.

Mi vida es mia sin contemplaciones y en mi hambre mando yo. Yo he querido y quiero a una persona en mi vida y ese es mi problema. mi condición sine quanum de sumiso encajaban con la suya de Domina, pero no ha podido ser.

Me la repantinfla a estas alturas de la película hacer el ridículo más espantoso de mi vida. La quería, la quiero n mi vida como mi Ama, yo como lo qque era, su perro fiel.

Mi lealtad era y es absoluta. Mi confianza hacia ella sigue siendo absoluta. Ella, la que ha sido mi Ama, tiene todas las contraseñas de mis emails, cuenta de Paypal, cuante baancaaria, cuentas a miss programas de aafiliados... NO pienso cambiar ni una. Pienso mantenerlas como están, mi conffianza en esa mujer es ciega y absoluta.

Si el destino ha heccho que esto no pueda ser pues no será, pero el aprecio, la addmiración, la devoción... (no sé cómo se dice...), el amor sincero que yo siento hacia esa mujer tal vez me ridiculiza, me hace un hombre patético, sumiso y patético.

No me importa llevar esa carga, no me avergüenzo de lo que siento, de esa entrega, de esa sumisión, de ese amor tan dificil de explicar.

Y que nadie se confunda. Lo he dicho otras veces, no deseaba ni deseo ni he deseado nunca formar pareja romántica -digámoslo así- con mi Ama. Hay muchos tipos de relaciones Ama-sumiso. Incluso en un entorno de verdadera amistad y confianza hay muchas fórmulas que se pueden estudiar cuando dos personas quieren. Y yo quería.

Yo no habría sabido expresar con tanta lucidez lo que ha dicho Pablo Coello más arriba, pero ha sido contundente para mi. Eseguida le he puesto nombre.

Tengo cincuenta y ún años. Tengo canas en los huevos.

Volver a empezar

Empecé a hablar con Domina Nath en abril del año pasado 2014, aproximadamente, aunque no la conocí personalmente hasta unos meses después.

Entre a formar parte de su perrera en septimbre de ese mismo año 2014 y dí rendida cuenta en este blog el dia 23 de septiembre de 2014 en esta entrada  "Soy propiedad de Domina Nath".

Desde entonces hasta hoy han pasado muchas cosas pues muchas han sido las vivenciaas, las experiencias junto a la que ha sido mi Ama, mi primera y única Ama que he tenido y voy a tener.

Empecé escribiendo sobre mi Ama en este blog, pues este era -y es- mi blog y no concebía yo tener un nuevo blog por el simple hecho de haber encontrado Ama. Así que publiqué una, dos, tres y hasta seis o siete entradas en las que hablaba sobre mi Ama Domina Nath.

Haber encontrado en esta jungla del BDSM a Domina Nath ha sido lo más maravilloso que me ha pasado nunca, por como me trataba, por lo que significaba para mi poder ubicar correctamente, poder ordenar en mi cabeza y en mi entendimiento cada creencia, cada sentimiento, cada emoción, cada recuerdo, cada vivencia en su sitio, porque mi vida, mi filosofía de vida sumisa, mi forma de entenderla estaba empezando a tener sentido. Conocer a una Domina como Domina Nath significaba para mi haber encontrado una persona normal y corriente, alicantina, con su trabajo, su familia, su vida normal y rutinaria pero con unos demonios parecidos a los mios. Una forma fetichista de entender la vida. Una Domina real, que no provenía de una casa de lenocinio si no de su casa.

Empecé a escribir un blog si no expresamente dedicado a mi Ama sí al menos un blog donde pudiese hablar de mi Ama sin otro tipo de intoxicaciones como videos porno, fantasías de pajilleros y demás. Y me pareció bién abrir mi blog Yo Solo Sé Que Soy Sumiso.

Ayer tomé una decisión que tal vez tenga consecuencias. No lo sé. El caso es que ahora mismo no tengo Ama. Mi Ama no es Domina Nath, ha dejado de ser. Vuelvo a ser un perro callejero (¿o un lobo solitario?) y por eso he tomado la decisión de volver a este blog.

Aunque aún no me hago la idea de haber perdido a Domina Nath como Ama. No me lo creo. La echo mucho de menos, la sigo adorando, la sigo queriendo mucho, como Amiga (que lo fué), como Ama y por supuesto como Mujer echa a si misma, con las ideas muy claras. Una Mujer con una mente inquieta y una líbido también. Una Mujer excepcional capaz de hacer cosas excepcionales y un detalle, una de esas Amas, rara avis, que es además Ama de Amas, Domina de Dominas.

Aún ahora cuando me acuerdo de tantas y tantas cosas vividas juntos se me empañan los ojos, porque esto duele aunque haya sido decisión mia.

Domina Nath es una de esas Dominas a las que vale la pena conocer. Es cierto que ha dejado de ser mi Ama pero la culpa no se la podemos echar a Ella, si no a un cúmulo de circustancias en nuestras situaciones personales.

Pero he decidido volver a este blog y dejar el otro como está, no tocarlo más, que quede como está, como un recuerdo, como un testimonio y como una reflexión de este sumiso confundido, entregado y enamorado que no ha sabido digerir, aceptar, conformarse, corregirse o simplemente entregarse del todo como me pedía. 

Vuelvo a este blog. En el otro había demasiado sentimiento, en este demasiada perversión. Lo ideal para mi hubiese sido disponer de un solo blog como sumiso, dedicado a mi Ama y en el que hubiese en la misma y justa medida emoción y perversión. Pero nó. O estaba en uno o en otro. Ahora estaré en este.

Domina Nath, conocerla, ha sido lo más graande que me ha psado en la vida. Tengo cincuentaiún Domina Nath como un perrito faldero. Quemar las naves significa romper con tu vida actual paraa iniciar una vida nueva sin posibilidad de vuelta atrás.
años, no hablo vanalmente. Recuerdo que quemé las naves para ir detrás de

Quemé las naves y ahora estoy perdido porque no puedo volver al punto donde lo dejé todo para ir con Domina Nath. He cambiado, no soy el mismo. No busco Ama, no tengo pero no busco porque mi Ama siempre va a ser Domina Nath.

Vuelvo a este blog, un poco como a regañadientes, pero sobre todo porque quiero dejar el otro en asepsia

Ojalá hubiera podido ser todo de otra forma. Ojalá. Mi Ama, te adoro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...